rinoplastia avances
Blog Tecnología y Medicina

El avance de la tecnología en la operación de rinoplastia

Las operaciones de cirugía estética de nariz han sido desde el comienzo, unas de las cirugías más pedidas. A pesar de que era una intervención que comportaba notables molestias en el artículo operatorio y los resultados no siempre y en todo momento eran los deseados, pocos se resistían a remodelar una parte tan perceptible de su semblante cuando no encajaba en los cánones de belleza.

rinoplastia avances

En el planeta de la cirugía plástica o la operacion de nariz, una de las intervenciones que más ha evolucionado durante los años es la rinoplastia o bien cirugía estética de la nariz. Conforme los especialistas, se trata de una de las operaciones más bien difíciles y frágiles en la cirugía estética, con lo que requiere gran experiencia y profesionalidad en el momento de realizarla. La nariz es un factor central en el semblante, con lo que atrae la atención de las miradas del resto, de manera que los defectos en ella son bien difíciles de disimular. Y por otro lado, su anatomía se compone de tejidos frágiles, como el cartílago, y de estructuras de pequeño tamaño que tienen que manejarse con gran precisión y habilidad. Por tal razón, aun para los especialistas es bien difícil pronosticar por adelantado los resultados que tendrá cada rinoplastia individual, pues muchos factores diferentes influyen en exactamente los mismos.

En estos instantes, tenemos 2 avances en tecnología esenciales. Primeramente, disponemos de un modelo concreto del paciente en 3D, conseguido desde imágenes radiológicas, que nos deja planear la cirugía y saber los milímetros de tejido que debemos extraer o bien movilizar.En segundo sitio, ahora los cirujanos plásticos podemos aplicar la cirugía endoscópica (elementos endoscópicos que ya antes entraban en el planeta quirúrgico normalmente, como la traumatología, cirugía general, neurocirugía, etcétera) pues tenemos herramientas microscópicas con maximización de la visión por pantallas y cámaras que podemos introducir en los tejidos. Esto nos deja efectuar una intervención quirúrgica ligerísimamente invasiva y buscando la máxima perfección, que la logramos merced al tamaño de los instrumentos que empleamos.